Aprendiz inicia el reto de los 50´s

El reto de los 50’s: como terminar un reto de lectura 2019

Desde hace unos diez años, tal vez menos, escuché en la radio que Finlandia (o Noruega, no recuerdo con exactitud el dato) poseía el récord de lectura con 50 libros al año por persona.  Recuerdo que no podía creerlo porque yo no podía leer más de 20 o 30 libros al año y en mi ímpetu juvenil, decidí cumplir con dicho objetivo.

Antecedentes lectores: un vistazo a mis hábitos lectores.

Diez años después sigo con mi récord establecido y ya se ha vuelto frustrante. Tengo una amiga que asegura que puede leer tres libros en tres días. Y he de confesar que los libros que leí más rápido fueron los de Harry Potter, uno por día.
Ahora, creo que una de las razones por las que leía tanto era porque la mayoría de mis amigos tenían intereses distintos a los míos y también mis horarios siempre han sido un poco extraños como para estar saliendo a cada rato. Mi vida se ha visto rodeada de mudanzas y periodos de cambio constante, si no estaba mudándome, tenia algún curso o actividad recreativa que absorbía mi tiempo. Así que la mayor parte del tiempo la pasaba leyendo porque era una buena forma de tener algo de compañía sin importar el donde y el cuando.
Cuando entré a la universidad, me encerraba en bibliotecas, creo que pase más tiempo en bibliotecas que en el salón de clases. Porque al fin y al cabo, los libros de otros era una buena forma de contrastar lo aprendido en clase. Sin embargo, no fue el período en el que más leí (ese sin duda, fue la preparatoria) sino en el que más puse en práctica todo lo leído. Y casualmente, la universidad fue el período en el que más aprecie todo lo que leí en mi vida.
Debido a muchos cambios sucedidos en los últimos tres años, mis hábitos lectores se redujeron bastante. A tal punto que llegué a leer como unos 15 libros a lo mucho, lo que sí aumento fue la lectura de artículos y capítulos de libros especializados en las profesiones de la información. Así estuvo por un tiempo… hasta este año.
Verán, este año cumplo 27 años de edad y desde que tengo 17 años, me fije una serie de metas que quería cumplir antes de los 27. Gracias a muchos factores (incluyendo esfuerzo y sacrificios), muchas de mis metas se han cumplido mucho antes de los 27, pero hay otras que por procrastinación e inseguridad no he logrado concluir. Uno de ellos es el reto de los 50’s y al autoevaluarme detecté varias razones por las que no podía terminar el reto:
  1. Falta de libros. Hubo un momento en el que no podía adquirir o pedir prestados libros y no contaba con recursos o amigos para poder ampliar mi universo bibliográfico, así que hubo un tiempo en que fue difícil cumplir el reto por la falta de recursos.
  2. Mala administración de tiempo. Siempre me pasa, llega un momento dado en que tengo saturada la semana que no puedo dedicarle ni 10 mins. a avanzar a mis lecturas programadas.
  3. El síndrome de hibernación lectora. Llega un momento dado en que me ha desencantado los libros que elijo leer y es ahí en donde le pongo pausa a mis apetitos lectores y los pongo a dormir, curiosamente sucede en verano… nunca he encontrado una razón lógica para ello.
  4. Demandas de atención. Curiosamente se divide en tres áreas: trabajo, familia y recreativo. Aunque no lo crean, la lectura para mí no es nada recreativa, todo lo que leo es porque me interesa desentrañar hasta el último misterio (quizá por eso soy bibliotecóloga). Entonces la lectura es una especie de característica de mi álter ego y a veces he de confesar que felizmente abandonaría todo lo demás con tal de pasarlo leyendo.  Sin embargo, no se me da el estar de ermitaña por mucho tiempo, lo más que aguante de esa forma fue un año… y supe que no era mi estilo. Así que el constante equilibrio ha tenido que batallar un poco para no volverme la ermitaña que no quiero ser y el monstruo social en el que puedo perder mi apetito lector.
  5. Culpa y abstinencia. Siempre leo más de dos libros a la vez y eso complica un poco las cosas, porque si no termino con un libro que empecé a leer aunque no me guste, los demás también los dejo de lado. En lugar de tomar otro libro de los que tengo pendientes, decido dejarlos todos y sumergirme en la hibernación… es mi forma de hacerles justicia o todos o nada.
Si se dan cuenta… el enemigo a derrotar es el que veo en el espejo. No hay nadie más que se interponga entre el premio del reto de los 50’s…excepto yo.
Así que diseñe la perfecta estrategia para poder cumplir el reto de los 50’s.

Preparando el camino hacia la meta: 50 libros por un año.

Paso 1: Agendar las sesiones de lectura.

El tiempo que ofrece el traslado entre un lugar a otro, es una de las mejores oportunidades para poder lograr un reto de lectura. Así que de traslado de mi trabajo a mi casa y viceversa, es tiempo de lectura. Celular en modo silencio y prohibido no llevar un libro en mi mochila (o en su defecto, en el celular)

Paso 2: Hacer las paces con un libro que no atrapa.

Este paso es importante porque me permitió encontrar vías alternas para poder lidiar con este tipo de situaciones. No sé si alguien más se siente culpable si no termina de leer un libro que no les gustó y sientes como el libro te juzga porque empezaste algo que no vas a terminar. Al principio, pensé que era demasiado exagerado, pero sí es importante que aprenda a lidiar con estos sentimientos. Así que lo que empecé a hacer es agradecerle al libro (en serio, decirle gracias en tu cabeza o ponerle una notita como si estuvieras terminando una relación) y pasar a los siguientes. Puede ser que en algún momento de tu vida lo vuelvas a ver y exista la motivación para terminarlo, pero eso no debe detenerme para seguir leyendo.

Paso 3: Incentivos.

Hace poco leí una infografía que recomendaba lo siguiente: Al empezar una nueva rutina siempre debes tener un incentivo para poder completarla, de esta forma vas a ir aprendiendo una rutina y fomentando la disciplina para terminarla. Es difícil, pero decidí resolver este problema con otro de los obstáculos de mi reto: la falta de libros. Así que cada mes, compro uno o hasta tres libros, sólo si termino de leer la misma cantidad de libros en ese mes. También utilizo libros electrónicos, pero para evitar las interrupciones, utilizo mi celular en modo avión lo que es un poco problemático porque hay ocasiones en que me mandan muchos mensajes o llamadas y no quiero preocupar a nadie mientras estoy cómodamente leyendo. Otro incentivo es el de ver series o ir al cine. Si logro terminar un libro del que sé que van a sacar películas o series, antes de verlas debo terminar el libro. Incluso los cómics o mangas entran en esa categoría, así que me ha permitido explorar otros géneros y recursos, mientras sigo leyendo con la intención de obtener la recompensa de un nuevo libro o una tarde de entretenimiento.

Paso 4: El plan inclusivo lector.

Tengo un amigo con el que siempre soy muy competitiva y la única razón por la que he leído los libros tan rápido es para llegar y contarle todo lo que he leído en la semana. A la hora que lo veo o mensajeo con él, siempre tengo un dato nuevo que leí o que recordé sobre un libro y en su proceso de mejorar sus hábitos de lectura, él hace lo mismo. Algo así he tratado de implementar en mi vida, en todos los aspectos trato de incorporar o mencionar algo que leí a mi familia, mis amigos y mis compañeros de trabajo. Esos pequeños datos, abre la puerta para recomendaciones y también para tener conversaciones diversas y entretenidas. Comparto tiempo con ellos y en el proceso también busco otros libros para mi reto de los 50´s.

Paso 5: Reportando el progreso.

Así como a otras personas les gusta que reconozcan su esfuerzo a la hora de cumplir con la dieta, sacar la tesis, entre otros logros, es importante reconocer el esfuerzo que se está realizando para cumplir una meta. Sé que es importante el autoreconocimiento y éste se complementa con los incentivos que me regalo, pero rescatando un poco el paso 4, la motivación de compartir lo leído y tus puntos de vista puede llevarte a aprender más cosas y a libros diferentes con los que has compartido toda tu vida. Así que, a mí me interesa incrementar esta sensación de bienestar, compartiendo lo que leo en este blog.

El reto de los 50´s: la sección de lectura de la Aprendiz.

En esta sección, lo que estaré publicando son reseñas de libros que he leído y además pequeños ensayos relacionados a todo lo que me han enseñado. Es una oportunidad para también fomentar un poco mis habilidades de escritora a una audiencia, porque realmente en estos últimos años sólo he escrito para mí. Así que espero que les guste mucho la sección y los invito a seguir mi perfil de Goodreads que ha sido muy útil para llevar un seguimiento de mis hábitos lectores. El primer libro que leí este año es de Haruki Murakami y se llama «La muerte del comendador» que forma parte de una serie (y ya muero por saber que sigue).
Resultó ser un libro muy interesante y en esta entrada, les dejo un poco de la reseña que estoy escribiendo y espero publicar pronto.
«La historia habla de una transformación interna y la necesidad de alejarse para poder encontrarse uno mismo. Se ve la duplicidad de estados y lo complicada que puede ser la vida, mientras uno busca el equilibrio. El tomar la importante decisión de dedicarse a uno mismo para poder estar bien en el mundo real y a la vez dejarse seducir por el mundo de las ideas.
Como el pasado de otros y el propio puede enriquecer nuestras vidas, así como también envenenarla si uno no es precavido y selecto con lo que decide dejar entrar o no. Lo que más me gustó fue la descripción de los escenarios y las obras de arte que describen. La narrativa de Murakami me ayudó mucho a reproducir la historia en mi memoria visual, como si fuera una película. Pocos libros tienen tanta profundidad y sobre todo tanta realidad en su historia. A pesar de jugar con los fantasmas, los miedos y también la lucha por continuar tu vida entre las dificultades, el libro parece respirar y pensar por su cuenta.
Los personajes son complicados y atractivos, narradores muy interesantes que en silencio cuentan mucho más que con sus palabras.»
Recuerden seguirme por redes sociales para estar al pendiente de mis publicaciones y reflexiones. Tienen toda la libertad para juzgar si cumplí el reto de los 50´s y sobre todo para animarme, acompañarme y platicar conmigo sobre su travesía lectora. Me interesa mucho saber qué opinan y cuál es el reto de lectura que han decidido cumplir este año y, si no tienes uno, comenzarlo con alguno de los pasos que me han ayudado a tener una mejor experiencia lectora.
Espero que esta entrada les haya gustado y gracias por leer a esta Aprendiz de la Información.

Referencias

Aprendiz de la Información. Perfil Goodreads. Disponible en: https://www.goodreads.com/user/show/46005400-alegna-zamir

Enlaces de interés

Meza Orozco, Nayeli. (2013). El top 20 de los países que más leen. Forbes. Disponible en: https://www.forbes.com.mx/el-top-20-de-los-paises-que-mas-leen/

Sabogal Manrique, Winston. (2014). Finlandia el país que ama a los libros. El País. Disponible en: https://elpais.com/cultura/2014/10/02/babelia/1412266622_185872.html

Andrés Felipe. (2017). Lectura furiosa ‘round’ 2: La guerra no es cumbiamba. Lo que me pasó después de proponerme leer 50 libros en un año. Disponible en:
https://medium.com/espanol/lo-que-me-pas%C3%B3-despu%C3%A9s-de-proponerme-leer-50-libros-en-un-a%C3%B1o-f834f2894bf5

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s