Hablando de Infraestructura Global de la Información (IGI)

Nota: Esta es una ponencia fragmentada en varias entradas. El título de la ponencia es «El papel del bibliotecólogo en la construcción de una Infraestructura Global de la Información (IGI)» y se presentó en el XXVI Encuentro de Profesores y Alumnos del Colegio de Bibliotecología el siete de septiembre de 2016. Espero que la disfruten. 

Resumen: En la sociedad de la información, con las TIC y la producción masiva de ésta, se han puesto en marcha varios proyectos e iniciativas que persiguen el acceso universal de la información. Desde iniciativas de Acceso Abierto a la información científica hasta bases de datos con documentos de varias áreas de conocimiento y de distinta profundidad. Sin embargo, ¿cuál es la importancia de crear una infraestructura de información a escala global? ¿cuál es el papel del profesional de la información en esta construcción? En este trabajo se va a desarrollar tanto la importancia de una infraestructura de información global y el papel que tiene el bibliotecólogo para lograr esta infraestructura.

Abstract: In the information society, ICT and mass production of it, have launched several projects and initiatives that pursue universal access to information. From initiatives Open Access to scientific information to databases with documents from various areas of knowledge and different depths. However, what is the importance of creating an information infrastructure on a global scale? What is the role of information professionals in this building? In this work it is to develop both the importance of a global information infraestructura and the role of the librarian to achieve this infrastructure.

Palabras clave: Sociedad de la información, Tecnologías de la Información y Comunicación, Infraestructura Global de la Información (IGI), Labores profesionales del profesional de la información.

Introducción

En la historia de la humanidad, se puede observar que se ha desarrollado de forma espectacular la ciencia junto con una increíble creación y producción de nuevas tecnologías en los últimos cincuenta años. Aplicando este impresionante avance de las ciencias y de máquinas de todo tipo que han mejorado como nunca antes nuestra calidad de vida, lo que resulta más impresionante aún es que ésta mejora de calidad no se ha visto reducida a las elites gobernantes o económicas, ya que los modelos democráticos y el concepto de Estado del bienestar se extiende a distintas capas y niveles de la población. (Málaga, 2016). Con esto, no se niega la existencia de una brecha socioeconómica y digital, pero sí se debe destacar que a diferencia de otras etapas de la historia de la humanidad, tenemos más acceso y alcance, además de una mejora en la calidad de vida que en la antigüedad.

Lo que nos puede inspirar algunas preguntas, ¿por qué esta explosión de desarrollo científico, tecnológico?, ¿cuáles son los elementos que han permitido este desarrollo?, ¿cuál es el impacto y consecuencias de la producción, difusión y diseminación masiva de información? Y ¿cómo impacta ésta a la sociedad y a nuestra propia profesión?

Las respuestas se pueden encontrar en varios factores que hay que tomar en cuenta antes de desarrollar este trabajo y que diversos autores han mencionado:

Estas acciones no están aisladas, sino que en su conjunto han cambiado a la sociedad, reconociendo en ella evidencias de que las estructuras que se habían creado con el objetivo de tener un orden, ahora se transforman en complejas redes que involucran aspectos sociales, culturales, económicos, educativos, de información y digitales. Lo cual reconfigura el modelo de la sociedad actual y además de existir una propagación de interconectividad en procesos sociales y culturales dominantes y alternativos, en todas las actividades cotidianas y posee una repercusión notable en la interacción de distintas esferas de la sociedad. (Figueroa, 2010)

Estas redes han ido incrementando hasta tal punto que existen distintas escalas para poder diferenciar unas de otras. Para este trabajo se va a desarrollar el tema desde un enfoque global, explicando algunas iniciativas que se han realizado en otras partes del mundo y finalizando con un bosquejo de nuestra situación nacional. Para ello, hay que explicar que estas redes que se han ido desarrollando forman parte y contribuyen a una gran estructura global: la Infraestructura Global de la Información.

DEFINIENDO A LA INFRAESTRUCTURA GLOBAL DE LA INFORMACIÓN

Se menciona en la introducción el increíble avance de la tecnología y ciencia de los últimos cincuenta años. Uno que vale la pena mencionar es la implementación de fibra óptica, y sistemas satelitales de alta capacidad han revolucionado las telecomunicaciones. Grandes cables transoceánicos, enlazando carreteras y rieles. Compañías multimillonarias expanden una gran infraestructura de información que alcanza escalas globales.

Sin embargo, ¿qué significa una construcción digital a ese tamaño? En sí, la definición de una IGI, de acuerdo con Chen, es una “red planetaria de información (compuesta por carreteras) que transmiten mensajes e imágenes con la velocidad de la luz de la ciudad más grande hasta la villa más pequeña del continente.”

Precisamente, estas carreteras se pueden apreciar como redes de inteligencia distribuida que nos permiten compartir información, conectarnos y comunicarnos como una comunidad global y de estas conexiones se derivan progresos económicos robustos y sustentables, democracias fuertes, mejores soluciones a escalas globales y locales para problemas del entorno y un gran sentido de compañerismo y comunidad en nuestro pequeño planeta. (Chen, 1995)

Con esta infraestructura, surgen algunas funciones importantes que forman parte de nuestras actividades cotidianas, no sólo de las grandes empresas, sino en nuestras familias y nuestra vida profesional y personal. Por ejemplo, la educación con el intercambio de ideas dentro de la propia comunidad y entre las naciones, lo que permite trascender las barreras del tiempo y del espacio.

Chen destaca que los profesionales de la información, necesitan involucrarse en estas carreteras de la información, apoyando en las labores de asentar lineamientos principales y presentar preguntas fundamentales relacionadas a las Infraestructuras Nacionales de la Información (INI) y a la IGI, así como también apoyar en la definición de objetivos y metas; además de participar en la solución de los problemas, situaciones y preocupaciones relacionadas a su desarrollo y mantenimiento.

Uno de los resultados de estos esfuerzos internacionales es la Declaración de Principios de Alexandría, que está disponible para su amplia distribución. En esta declaración presentada y aprobada en la Séptima Conferencia Internacional sobre las Nuevas Tecnologías de la Información celebrada en Noviembre de 1994, se describe y formula la naturaleza y lineamientos de la IGI. Esta deriva de una estructura bajo ideas específicas que encajen entre sí sin realizar un juicio sobre cómo se debe ver el sistema. La IGI está enfocada hacia las instituciones, sin embargo, como se mencionó antes los individuos y comunidades deberían ser participantes activos en su construcción, por lo que la IGI es el ideal de un sistema abierto, auto-organizado, interactivo, resiliente e interconectada, que provee dinamismo y propósitos democráticos para las personas que no sólo buscan información sino también compartir sus ideas para que otras lo vean. Esta, es la naturaleza de la IGI y con ella se establecen los siguientes principios:

  1. Empoderamiento del individuo
  2. Educación y capacitación en el uso de la información y la IGI.
  3. Incremento del conocimiento.
  4. Desarrollo de recursos locales.
  5. Identificación de las responsabilidades de los profesionales de la información.
  6. Educación de estos profesionales.
  7. Construcción de países a niveles regionales hasta niveles internacionales.
  8. Fomento al desarrollo de Agencias Nacionales.
  9. Cooperación entre el sector público y privado
  10. Necesidad de políticas económicas apropiadas.

La propia Chen señala que cada principio tiene asuntos a resolver y que se pueden constituir tanto en oportunidades como en barreras. El más común de estos asuntos, es el lenguaje y aunque muchos apuestan por la estandarización, la población mundial prefiere preservar sus lenguas y con ello la diversidad existente, lo cual puede ser una realidad con la IGI que plantea ser la oportunidad de asegurar la riqueza y diversidad de las lenguas. Por lo que éste punto forma una parte esencial de dicha infraestructura.

Otro de los problemas a resolver tiene que ver con requisitos técnicos, así como también la asequibilidad de la información y la complejidad del propio sistema que cada día recibe una cantidad ridículamente grande de información. Hay una necesidad de desarrollar un inventario, pero no uno común, sino que sea un registro que tenga una representación y que constituya un conocimiento de la información (Hayes y Chen, 1995. pág. 6).

El hecho de que existan estas carreteras de información, genera algunas cuestiones importantes a las cuales dirigir nuestra atención: si existen bibliotecas, centros documentales y archivos que tienen un registro de toda esta información (tanto digital como analógica) ¿por qué no se usan estas estructuras existentes en la construcción de la IGI? ¿Cómo puede ser que una base de datos de España permite acceder a un documento que se encuentra en mi país, pero no está disponible en el propio? ¿Cuál es la principal diferencia y consecuencia entre países que poseen un fuerte control de registro de la información producida en su país y los que no?

Todo esto, tiene que ver con la parte de una INI, la cual de acuerdo con Wilson debe contener componentes como:

  • Sistemas técnicos
  • Sectores involucrados.
  • Intervención y acción de la política gubernamental.
  • Estructuras institucionales.
  • Grupos subnacionales e individuales
  • Cultura, comunicaciones y medios.

Sin embargo, en el caso de las Infraestructuras Nacionales se observa un fenómeno destacable en los países que poseen o están desarrollando su INI y esto tiene que ver con las marcadas diferencias que muestran las INI en su desarrollo, que se presenta en la siguiente entrada.

Muchas gracias por leer a Aprendiz de la Información.

BIBLIOGRAFÍA

Chen, C. (1995). Planning Global Information Infrastructure. Estados Unidos de América: Ablex Publishing Corporation.

Figueroa Alcántara, H. (2010). Vivencia y convivencia en la sociedad red. México: Universidad Nacional Autónoma de México. Tesis de Maestría. Disponible en: http://eprints.rclis.org/14921/

Gómez Sustaita, M. (2010). El sistema bibliotecario en México y la Sociedad de la Información: El desarrollo humano y la política pública de información. Infoconexión: Revista Chilena de Bibliotecología y Gestión de Información, 2010, n. 1. Disponible en: http://eprints.rclis.org/15461/

Málaga Esteve, J.(2016).La educación en la sociedad del conocimiento. Una tercera revolución educativa.. Recuperado de:  http://www.oei.es/reformaseducativas/educa

Kahin, B., Wilson, E. J., Fogel, D. B., Goldberg, D. E. and Riolo, R. (1997) National information infrastructure initiatives: Vision and policy  design. United States: MIT Press.

Martínez, C. (2012) La información y sus revoluciones: liderazgo de Peter F. Drucker. [Conferencia] Disponible en: http://eprints.rclis.org/17425/

Peña Cedillo, J. Infraestructuras Nacionales de la Información: ¿Políticas estratégicas o diseños miméticos?. Disponible en: https://goo.gl/mCxl5y

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s