Explorando el mundo de la Bibliografía I: Antecedentes, el bibliográfo y la visión.

Cuando se habla de bibliografía, automáticamente nos llegan imágenes que se asocian a dicho término. Por ejemplo, las fuentes consultadas en la realización de un trabajo académico, los libros de referencias sobre determinada temática, incluso nos llega una enorme colección que cumple con ciertos requisitos y que está reunida en un lugar. Pero ¿Realmente es sólo un listado de referencias que está al final de una obra? Esta herramienta que utilizamos para respaldar nuestras ideas y escritos, es una herramienta muy compleja y espero que esta entrada pueda ayudar a entender al menos las bases y fundamentos de la bibliografía.

 

Los inicios de la bibliografía se conocen desde las grandes bibliotecas de Alejandría, Grecia y Roma, los cuales en sus bibliotecas tenían listas de los libros y documentos que contenían en sus centros documentales. Estas listas estaban organizadas de cierta manera, para poder tener mayor control sobre el material que se poseía y también el tener una herramienta fácil a la hora de localizar o saber los elementos de un material determinado. Por lo que la bibliografía era una lista compilada de acuerdo a un conjunto de convenciones. Después en el S. XIX se utilizan métodos clásicos para la crítica del texto, conformados por comentarios veraces y cuidadosos. Además de una selección en cuanto a la editorial y otros elementos que componen el objeto “libro”.

Aquí es dónde comienza a definirse la bibliografía, que según Figueroa, es la disciplina que ofrece la posibilidad de estudiar los fenómenos que ocurren dentro del universo bibliográfico, al interactuar las entidades bibliográficas entre sí, de manera analítica o crítica (lo que se conoce como bibliografía material), como también de manera enumerativa o sistemática, orientada a la preparación de bibliografías de diverso tipo. En esta definición se describen las labores fundamentales de la bibliografía, las cuales son: descripción, registro, análisis, entre otras.

En la actualidad se considera a la bibliografía como una disciplina que estudia textos bajo formas de conocimiento registradas y sus procesos de transmisión, incluyendo producción. Se extiende como una visión de conjunto de las publicaciones en categorías, las cuales cada una contienen información con ciertas características y que permiten con ello, reunirlas bajo un apartado, por ejemplo, obras de algún autor, sobre un tema específico, editados en un país específico, etc. A diferencia de un catálogo (es importante establecer esta diferencia), una bibliografía trata de dar una perspectiva de un conjunto completo de la literatura en la categoría dónde se establece dicha literatura. También se establece que la bibliografía puede seguir un orden establecido en diferentes maneras, además de ofrecer descripciones en forma de resumen con el contenido de la fuente que se describe.

Entonces la bibliografía pasó de ser una mera lista enumerativa de obras con características específicas a una lista de descripciones que no sólo registra los elementos de la obra que se consulta, sino que también ofrece una idea de su contenido, lo que lo convierte en algo más complejo a la hora de registrarlo y ponerlo a disposición de una comunidad que pueda utilizarlo. Esta forma de registro y de análisis es bastante compleja y también resulta ser muy completa a la hora de buscar información.

A partir de este cambio, en el S. XX la bibliografía comienza a comprender el libro como un objeto, a el texto se le considera fuera del tiempo y surgen una serie de estudios preliminares ante la crítica, se evalúa más el pensamiento, el texto, la representación física, los métodos y las nuevas versiones de escritos que contienen estudios sobre los mismos.

Entonces, la memoria de los mensajes e ideas que se transmiten y el soporte es analizado por varios especialistas, lo que le dio una característica interdisciplinaria y un nuevo nivel analítico en el que se aborda con una visión material, enumerativa y autónoma. Sin embargo, a pesar del gran proceso analítico que conlleva el realizar estos trabajos, no hay una normativa total para realizar una bibliografía. Y este aumento en esta disciplina, éste crecimiento le brinda más importancia dentro del mundo de la recuperación y consulta de la información. Por lo que resulta importante para otras disciplinas el conocer al menos las bases de esta disciplina para poder presentar sus fuentes y poder encontrarlas de forma más eficaz.

Ahora, ¿quién ejerce la bibliografía? Es la persona a la cual llamamos bibliógrafo.

En la antigüedad, el bibliógrafo era un erudito en la materia o área de conocimiento que se dedicaba, logrando un nivel de conocimiento y dominio bastante alto, para poder lograr su labor. Por lo que se menciona que se debe ser algo más que el de un bibliógrafo enumerativo que produce y sabe utilizar diversas listas de consulta (Aboyade, 1971. Pág. 1).

Como se mencionó al principio, la bibliografía tiene aspectos que van más allá de la simple tarea de enumerar publicaciones, sino que va desde la bibliografía analítica de la cual deriva la bibliografía descriptiva y la bibliografía textual. Para poder identificar las habilidades, es importante definir la diferencia entre y distinguir estas corrientes. Por ejemplo, en una bibliografía descriptiva, el libro es quien se describe de la forma más completa posible ayudando a los coleccionistas de libros y a los bibliotecarios a identificar los libros que obran en su poder, también permiten al crítico hacer una evaluación precisa del libro que examina. De esta bibliografía descriptiva pasamos a la bibliografía textual que sirve de nexo entre la bibliografía pura y la crítica de textos. Ahora, la bibliografía pura se ocupa del libro como objeto material; en cambio la bibliografía textual se ocupa del aspecto literario del libro.

Hay diferentes perspectivas  en cuanto al uso de bibliografías, según Aboyade, se tienden a considerar la bibliografía principalmente como una lista de consulta rápida, los estudiosos se ocupan de la reconstrucción del texto.

Sin embargo, lo que se espera es algo más que la conservación de libros como objetos de valor monetario considerable, por lo que el bibliotecario ha de  poseer suficientes conocimientos bibliográficos para evaluar con un criterio propio lo que hay en las bibliografías, de hecho Aboyade dice: “Sólo cuando el bibliotecario sepa cómo el investigador crítico de textos se sirve de su colección de libros raros, no escatimará esfuerzos en seguir publicaciones que pueden parecer triviales porque no llamaron la atención de las revistas bibliográficas ni de las bibliografías comerciales.” (Aboyade, 1971. pág. 4) Por lo tanto es necesario que se tengan suficientes conocimientos bibliográficos para poder estar seguro de que el registro de materiales no se basa en datos erróneos, insuficientes, falsos o engañosos. También debe ser capaz de prestar asesoramiento para la adquisición y utilización de documentos primarios.  A medida que el tiempo avanza se ha podido ofrecer a los usuarios, servicios de búsqueda y recuperación de información, cada vez más sofisticados y eficientes, centrados en el material bibliográfico en su conjunto.

Y por último, me gustaría hablar sobre la Bibliografía Universal, también conocida como Biblioteca Universal.

Uno de los autores que habló sobre esta visión, fue Borges, que describió a la Biblioteca Universal de esta manera: “Cuando se proclamó que la Biblioteca abarcaba todos los libros, la primera impresión fue de extravagante felicidad. Todos los hombres se sintieron señores de un tesoro intacto y secreto. No había problema personal o mundial cuya elocuente solución no existiera: en algún hexágono. El universo estaba justificado, el universo bruscamente usurpó las dimensiones ilimitadas de la esperanza.” (Borges, 1944. Pág. 3)

Por otro lado, Thiem la conoce como la Biblioteca Universal que se encuentra en línea, o esto se supone. Sin embargo, se reconoce como un mito ya que es muy difícil reunir todo el material que se encuentra en un solo lugar y mantener un registro de ello (veamos a Otlet y el IIB) Se considera a la biblioteca universal como el máximo ideal que alcanzar dentro del mundo de la información, pues es toda una gama de funciones de registros y elementos que compone esta biblioteca gigante. La Biblioteca Universal es abordada por varios autores, pero tiene antecedentes fuertes en la Biblioteca de Alejandría que también intentó reunir toda la información en un espacio donde pudiera ser consultada.

De cierta manera, el Internet es algo cercano a este ideal de Biblioteca, el problema que tiene es que no lleva un registro ni un control, y todavía falta mucha información para poder ser considerada una súper biblioteca con información universal. Imaginemos una enorme telaraña (WEB) y tú estás interesado en un punto al extremo de la misma web, entonces vas siguiendo la línea y puedes llegar al inicio de esa línea de información que se une con otra y luego otra y luego otra. En fin, las posibilidades se vuelven infinitas a medida que esta red de información se va tejiendo.

Como conclusión, es necesario recalcar la importancia de la bibliografía, la cual nos ayuda a nosotros como bibliotecarios en la parte de desarrollo de colecciones, al analizar los textos y registrar las características para después crear compilaciones y colecciones a disposición de comunidades de usuarios que requieren de temáticas o campos específicos en la realización de sus trabajos o en búsqueda de información para adquirir nuevos conocimientos. Por lo que es necesario desarrollar más estudios bibliográficos para poder abarcar más áreas y disciplinas, logrando con ello conocer más sobre esta enorme red que se va desarrollando, no sólo en cuánto a ideas e información, sino también en cuánto a soportes, logrando con ello, una estrategia para aproximarnos a ese ideal de biblioteca universal que la bibliografía plantea desde hace mucho tiempo.

Espero que hayan disfrutado esta entrada, gracias por leer a esta Aprendiz de la Información.

 

Un comentario en “Explorando el mundo de la Bibliografía I: Antecedentes, el bibliográfo y la visión.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s