La Aprendiz y el XXIII Encuentro de Profesores y Alumnos del Colegio de Bibliotecología

Erase una vez hacía algunos semestres, en un lugar recóndito y reconocido de la Facultad de Filosofía y Letras, un grupo de estudiantes de primer ingreso estaban en plena expectativa porque los invitaban cordialmente al Encuentro de Profesores y Alumnos. Esta aprendiz, aún sin una vocación definida por la carrera fue atraída por una excelente conferencia magistral impartida por el Dr. Jaime Ríos Ortega y no fue la única, muchos de los estudiantes de Primer Ingreso de la Lic. Bibliotecología y Estudios de la Información, les llamó mucho la atención esta conferencia. Entonces, fueron tres días en los que se presentaron diversos temas, el Aula Magna casi vacía y con algunos alumnos bostezando y otros distraídos o acallando sus estómagos vacíos. Observaban las ponencias y anotaban una que otra oración para poder entregar los debidos reportes y todavía esta aprendiz andaba incluso más distraída de lo usual. Son muy pocos los que escogen la carrera por gusto y pasión, otros por colchón y algunos más porque no sabían que hacer con su vida académica y les pareció lo más lógico en tomar. Yo no estaba entre ninguno de los grupos anteriores, yo estaba en la carrera con la intención de terminarla, de trabajar de ella y punto. Sin pasión, ni gusto, sólo para tener «dineros». Lo que es una justificación válida, no todo tiene que ser conocimiento u desarrollo intelectual. Sin embargo, este Encuentro de hace algunos semestres, fue fundamental dentro de mi desarrollo personal, académico y sobre todo el marco perfecto para mi vida profesional que estaba iniciando, que ya había dado un paso clave cuando vi mis resultados en el examen, permitiéndome quedarme en Ciudad Universitaria y en esta licenciatura que se ha vuelto una de mis actividades a dedicar 10, 000 hrs de mi vida, incluso hasta más.
Erase una vez en un nueve de septiembre, el escenario se preparaba con «bombo y platillo» como bien lo dijo la Mtra. Isabel Chong de la Cruz, para recibir ahora a los nuevos estudiantes de Primer Ingreso y a ésta y otros aprendices que presentaran sus trabajos en este mismísimo Encuentro.

El Encuentro de este año, viene con temas muy actualizados que tratan varias problemáticas que la carrera está resolviendo con la actualización del plan de estudios y también con la difusión de todos estos trabajos para poder dar a los alumnos un contexto que les será útil por el resto de la carrera. Es un espacio abierto al diálogo y la participación del estudiante, a la interacción alumno-profesor, alumno-alumno y también administrativos-alumnos-profesores. Realmente, no hay muchos espacios que permitan estos diálogos y más vale aprovecharlos porque habrá  por ahí, una ponencia que enganche a diez, quince, veinte e incluso aún si amarrara a un sólo alumno a la carrera, es una verdadera ganancia.

Se inició, como bien dijo la Mtra. Isabel con «bombo y platillo», pues la excelente conferencia magistral que ofreció la Dra. Estela Morales Campos (una figura monumental en el mundo académico y profesional de la Bibliotecología.) abordó un amplio panorama de temas que van desde el bibliotecario en la sociedad, su ética, su objeto de estudio y también las razones por las cuales es considerada una disciplina y no una carrera técnica. La Dra. Estela tiene una habilidad increíble para explicar y siempre ha sido para mi un placer escucharla, tiene una presencia que intimida y que también inspira. Presencia que muy pocas personas tienen, por lo que es un placer contar con esta importante figura para inaugurar un evento así de interesante.

Después se empezaron con las ponencias, con la participación de Diego García Paulino, un estudiante que lanza una nueva e interesante propuesta al implementar enseñanzas de doctrinas budistas al campo y valores de la Lic. de Bibliotecología y Estudios de la Información, enseñándonos el lado humanístico que nuestra carrera puede tomar con cierto cambio de perspectiva. Tal vez, con toda razón, tal vez por obra de accidente, nos enseñó también la importante labor de referencia que brinda el bibliotecólogo, al darnos toda la bibliografía con una breve explicación de cada fuente que formó parte de su trabajo. Es de admirarse, ver a estudiantes lanzarse solos a hacer trabajos que ofrecen perspectivas frescas y permiten ver el campo de 180 grados que toma la carrera.

 A continuación, presentó el Mtro. José Tomás Palacios Medellín presentó un tema que ya se estaba  perdiendo de vista en las bibliotecas mexicanas, la Catalogación Bibliotecaria 2.0, es decir, utilizando la web 2.0 que es una nueva herramienta tecnológica que permite la conexión e intercambio de nueva información en diferentes formatos de una manera más veloz y efectiva, se pueda acercar al usuario y el mismo usuario pueda ser más partícipe en los procesos que realiza la biblioteca. Fue una ponencia muy interesante, que llamó mi atención porque el bibliotecólogo está en dos posturas muy extremas en cuánto a la tecnología las cuales son: Dejar todo a cargo de las máquinas dejando de lado el labor humanista y social del bibliotecólogo o están negados con la tecnología y defienden a capa y espada las antiguas posturas (estos ya son muy pocos, pero sí existen). La Catalogación 2.0 ofrece muchas alternativas para poder dar un servicio efectivo, las cuales son:
  • Permitir al usuario recomendar lecturas por temas de interés.
  • Recomendar antiguas ediciones u otras ediciones de una obra.
  • Solicitar a la biblioteca nuevos materiales a la hora de adquisiciones.
  • Recibir alertas y noticias sobre la biblioteca y sus procesos o módulos para saber utilizarla.
  • Recibir alertas con nuevo material de autor, tema o incluso de género.
En sí, la ponencia resalta la innovación que puede tener la tecnología si el bibliotecologo la aplica de manera correcta.
Después la Mtra. Casa Tirao, otra maestra excelente en el Colegio de Bibliotecología, abordó las bibliotecas universitarias en América Latina, un trabajo loable que permite el observar a estas instituciones que son de gran importancia para el estudiante y algo que me agradó todavía más, es el hecho de que ella menciona que no tenemos que estar en un pedestal o quedarnos en nuestro lugar de residencia, sino que hay que agarrarse los pantalones y lanzarse hacia los lugares donde tenemos que servir. En la comunidad. En la aldea lejana o pueblo que representan, y la cito: «…representan en chiquito, las crisis enormes que se sufren en las grandes ciudades. Recordar ante todos y estar en la postura de SERVIR a la comunidad.» Sea cual sea.
Y para finalizar, la Dra. Lina Escalona Ríos, una excelente maestra, coordinadora y excelente investigadora, presentó la actualización y perspectivas de la Licenciatura, presentando todas las problemáticas y quejas de los estudiantes en cuánto a la formación, las cuales se tomaron en cuenta y se transformaron en un plan de estudios que trata de transformar y avanzar a las siguientes generaciones, volverlas líderes y no obreras, volviéndolas personas que utilicen las herramientas en su beneficio y no cómo muletas para medio hacer el trabajo bibliotecólogo, innovadoras, ambiciosas, capaces y sobre todo con un gran sentido social y humanista de la carrera. En la UNAM se te da la oportunidad de elegir y formarte de la manera y en el área que tú, como estudiante, gustes, una postura válida. Además el nuevo plan de estudios, trata de ligar esa parte del saber-hacer que es la gran brecha en toda disciplina del profesional de la información, realizando prácticas y agregando nuevas optativas que permitan estos vínculos y oportunidades para crecer y desarrollarse profesionalmente.
Cómo ya mencioné, este Encuentro viene con grandes movimientos que permiten ampliar más el campo de visión de esta aprendiz que busca siempre la forma de ligar y llenar esos huecos que deja la curiosidad. Estas ponencias son excelentes para alimentar la curiosidad, el desarrollo y formación del estudiante, la autoformación y también el diálogo entre docente y alumno. Fomentar la participación en estos encuentros y acudir a ellos es una actividad que vale la pena y que siempre te dejara algo. Al menos en la opinión de esta Aprendiz.
En sí, el Encuentro comenzó con pasos agigantados y listo para dejar huella en los estudiantes. Seguiré escribiendo breves reseñas sobre estos tres días en el turno matutino del Encuentro, por lo que estén al pendiente.
Para finalizar, dedico este pequeño párrafo para todos estos estudiantes que le dieron sape al que dirán y presentaron sus trabajos o con el simple hecho de participar antes, durante y al final del Encuentro. Es un honor compartir con ustedes dentro de la Licenciatura y les deseo la mejor de las suertes y éxitos para su futuro. Y para los que no, los invito a que lo hagan, ya que es una experiencia que siempre deja algo y es importante para el desarrollo como persona y como académico, además que tiene un valor currícular, vale la pena el arriesgarse y compartir su opinión a las siguientes generaciones y a sus actuales compañeros.
Gracias por leer a esta Aprendiz de la Información, bonita noche.

Un comentario en “La Aprendiz y el XXIII Encuentro de Profesores y Alumnos del Colegio de Bibliotecología

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s